Ir al contenido principal

LA PETROQUÍMICA DEL GAS

   Para hablar de la industria petroquímica, debemos antes revisar de donde provienen sus materias primas.  Decíamos en artículos anteriores que la petroquímica se nutre de materias primas proveniente del gas y de las corrientes de refinación del petróleo.  En esta ocasión, solo vamos hablar de la petroquímica que se nutre del gas natural y sus derivados.

   Para comenzar hablar de este tema, debemos iniciar diciendo que el gas natural puede ser rico o seco, el gas rico trae entre sus componentes Metano, Etano, Propano, estos tres elementos son los que se usan regularmente en la industria petroquímica y son estas tres materias primas esenciales y fundamentales para esta industria.

   Al extraer petróleo en muchos de sus casos también se consigue la extracción de gas el cual está asociado al petróleo, este gas normalmente es el que denominamos gas rico, ya que entre sus componentes trae entre 90 y 95% de Metano y entre 5 y 10% Etano, propano y Butanos.

   Normalmente al explotar un yacimiento solo de gas,  el 99%  de su composición es gas Metano, por lo tanto para un gran desarrollo de la industria petroquímica es mejor contar con el gas rico, ya que se consiguen mayores materias primas para desarrollar y transformar a través de la industria petroquímica.

   Entonces tenemos tres materias primas (Metano, Etano y propano) para transformar y crear a través de la industria petroquímica muchos materiales químicamente diferentes que se usaran luego en la industria para transformarlos en diversos productos finales de consumo.

   Con el gas Metano por ejemplo, la industria petroquímica puede elaborar varios productos muy importantes como los son los fertilizantes nitrogenados (Amoniaco y Urea) y Metanol.

   El Amoniaco se usa tanto en la agricultura para incorporarle nitrógeno al suelo o en la Industria en general para producir diferentes productos químicos que se usan en múltiples industrias.

   La Urea es el fertilizante nitrogenado más usado en el mundo, le aporta nitrógeno al suelo de los cultivos. El 80% de los fertilizantes que se usan en el mundo es de este tipo.



   De estas dos materias básicas petroquímicas se obtienen una gran cantidad de productos químicos intermedios, con los cuales se podrán elaborar un sin fin de productos finales de consumo.  En la siguiente gráfica podemos ver los derivados petroquímicos que se obtienen de la materia prima gas Metano.

PETROQUÍMICA DEL GAS METANO



   Como se puede apreciar en el gráfico anterior con esta materia prima se pueden desarrollar muchos productos en la cadena aguas abajo que le agregan valor al gas Metano como materia prima.  Este gas se puede quemar para producir energía o transformarlo en los productos antes mencionado.

   Del gas Etano, se obtienen muchos productos petroquímicos diferentes especialmente resinas plásticas derivados de la olefinas.  La Olefinas son productos petroquímicos que se obtienen a partir del etano y el propano, en este caso el derivado del Etano se llama Etileno y con este Etileno es que se produce las resinas plásticas más común en el mercado, las cuales se conocen con el nombre de Polietileno y de Policloruro de Vinilo o PVC.

   Del gas Propano, también se producen diversos productos petroquímicos principalmente el Propileno, la cual es una olefina y de allí la resina plástica conocida como Polipropileno, producto de la polimerización del Propileno.  En el siguiente grafico se muestra los productos derivados del Gas Etano y Propano.

PETROQUIMICA DEL GAS ETANO Y PROPANO


   Como se puede apreciar en la gráfica anterior del Etano y el Propano, se derivan las principales resinas plásticas tales como Polietileno, Polipropileno y el PVC, estas resinas plásticas en Venezuela son producidas por Petroquímica de Venezuela en el complejo Petroquímico Ana María Campos ubicado en el estado Zulia y son producidas por sus empresas mixtas Polinter que produce el Polietileno, Propilven, que produce el Polipropileno y por Pequiven que produce el PVC.

Esta cadena de transformación es muy valiosa ya que ayuda a generar mucho desarrollo industrial aguas abajos, muchas pequeñas, medianas y grandes empresas que transforman esas materias petroquímicas intermedias en productos de consumo final, generando de esta forma desarrollo industrial, valor agregado y muchos empleos.

   La industria petroquímica es fundamental para el desarrollo de cualquier país y nosotros en Venezuela tenemos un gran potencial para desarrollar esta industria y gran parte de su cadena aguas abajo, especialmente la cadena del plástico.












Entradas más populares de este blog

Saul Ameliach: No puede haber agua potable sin petroquímica

Blockchain comprimirá el tamaño de la banca

Blockchain y su desarrollo como red informática de nivel mundial para el manejo de valores, echará de inmediato por tierra las recientes conclusiones de un sondeo del Centro de Investigaciones Pew, en el que la mayoría de los estadounidenses dijo creer que sus trabajos están seguros, libres de la creciente automatización.


Como en toda revolución los daños colaterales son incuantificables, pero nunca inexistentes. Es por eso que estimamos que Aaron Smith,  director asociado del Centro de Investigaciones Pew, no es capaz de ver la “nube negra” sobre su cabeza al divulgar que en su estudio de opinión "el público intuye que ciertos trabajos y ocupaciones serán reemplazados por tecnología en las próximas décadas, pero pocos piensan que sus propios trabajos van en esa dirección”.

Don Tapscott, el canadiense propietario de la empresa The Tapscott Group Inc., con hasta ahora 88 mil 800 seguidores en Twitter, autor de más de 15 libros, entre los que destaca su último trabajo titulado "…

Inmótica, tecnología inteligente para el control y automatización de edificaciones

La inteligencia artificial aplicada en la tecnología es realmente un mundo sorprendente; además presta grandes beneficios para quienes la poseen e incluso es para las que se resisten a los cambios.
¿Pero que es la inmótica? No es más que el conjunto de tecnologías aplicadas al control y la automatización de edificios inteligentes no destinados a vivienda; sino a todos los edificios terciarios, permitiendo una gestión eficiente del uso de energía como hoteles, centros comerciales, escuelas, universidades, hospitales etc.
La gestión de la energía es una condición para la regulación, supervisión, optimización y para soportar las acciones correctivas y preventivas que mejoren la eficiencia energética de los edificios. El término inmótica surge de la unión de dos términos “inmueble” y “automatismo” y se refiere a la automatización de los edificios; a través de una serie de soluciones que facilitan una gestión integral de los mismos.
El control energético automático es imprescindible en los ed…