lunes, 20 de noviembre de 2017

Vivaldi 1.0 orquesta plan contra la súper vigilancia

Vivaldi 1.0 es un browser que se propone como una alternativa que inmuniza a sus usuarios de los males que da la súper vigilancia, debido a que es comedido y ponderado en el manejo de los datos personales de los usuarios. Aunque en la superficie del producto no esté evidente, la intención de este buscador es llegar al mercado como un catalizador que restrinja a lo mínimo necesario el tráfico de datos de usuarios y prohíba la comercialización de anuncios dirigidos a una determinada persona, gracias a la información que de esta recolecta en red.


Saul Ameliach Vivaldi 1.0 orquesta plan contra la súper vigilancia

Jon von Tetzchner, co-creador y antiguo CEO de Opera, y que persigue con Vivaldi recuperar el espíritu de versatilidad de su anterior proyecto, asegura que su nuevo buscador permite a quien lo utiliza "ser más efectivo cuando se está conectado" gracias a una personalización que no abusa de la exposición de datos personales. De acuerdo al informe de Tenedencias de Internet de 2017 divulgado en el junio reciente por la analista Mary Meeker, Google y Facebook en el último lustro controlan 85% del mercado publicitario web y móvil en EE.UU., donde los usuarios se exponen en promedio 5,6 horas al día a consumir contenidos en el móvil o el PC.

Es un hecho inobjetable que el mercado de la publicidad en Internet está a un paso de convertirse en el de mayor importancia, por encima de la televisión. La capacidad que tienen Google, Firefox, Edge u Opera de compilar datos de sus usuarios, segmentarlos, geolocalizarlos, estandarizarlos y ofrecerlos como herramienta de mercadeo a clientes que desean anunciar en sus sistemas publicitarios se agiganta sin ningún tipo de control. 

Como ejemplo del uso de la tecnología con base exclusiva al lucro, están los problemas de seguridad nacional que ha padecido últimamente Estados Unidos, debido a que varias teorías conspirativas de Cyberataques, están relacionadas con la compra por parte de “sospechosos” de publicidad a estas grandes corporacionescomo Google, y a través de su adsense se habrían encriptado virus o incepciones que derivarían en el robo de información “ultra secreta”.

Los amantes del complot pueden hallar el dato en diferentes contenidos que replican un material de Washington Post que afirma, basado en informes provenientes de fuentes internas y confiables, el eufemismo periodístico que apunta en dirección a Google  como la empresa que efectivamente vio comprometidas sus plataformas de publicidad en Gmail y YouTube durante el periodo de campañas en Estados Unidos.

Saul Ameliach Vivaldi 1.0 orquesta plan contra la súper vigilancia

De acuerdo al medio más antiguo de la capital de Estados Unidos, que tiene como lema “La democracia muere en la oscuridad”, millardos de dólares habrían sido invertidos en la distribución de anuncios tendenciosos, “enfocados a enturbiar la percepción de diversos públicos en específico, sobre asuntos relacionados con temas de interés para el país, su situación política e incluso la vida de los propios candidatos”, haciendo alusión a periodo electoral de la contienda Hillary Clinton vs Donald Trump.

Son estas razones que llevan a Jon Tetzchner, no solo al desarrollo de Vivaldi 1.0, sino en impulsar medidas asuman la regulación para tratar de controlar un tráfico que datos masivo que, afirma, ha convertido a los usuarios en productos.

En entrevista para una agencia de prensa española en vísperas del Web Summit de Lisboa, Jon Tetzchner el programador y empresario islandés, expuso varios hechos interesantes:

·    "Cuando se recolecta información de prácticamente todo el mundo y son utilizadas herramientas avanzadas para identificar grupos e individuos, ahí es cuando las cosas se vuelven más problemáticas”.

·         "Muchos de nosotros hemos leído '1984' y otras historias de ciencia ficción similares, en las que vivimos en un estado de vigilancia total. En muchos sentidos ya estamos ahí".

·         "Cada movimiento que hacemos es rastreado a través de nuestros teléfonos móviles y otros dispositivos, cada página que visitamos, cada película que vemos y recientemente hemos añadido la capacidad de reconocer fácilmente caras y traducir voces".

·         "Tenemos que asegurarnos de que la tecnología que construimos se está usando para hacer cosas buenas. La actual dirección de vigilancia y la tendencia de dirigir las cosas a un público objetivo no es buena y no está mejorando el mundo. Tenemos que arreglar esto”.


Saul Ameliach Vivaldi 1.0 orquesta plan contra la súper vigilancia


Vivaldi, un navegador que se basa precisamente en una filosofía de "no rastreo" y que, sin embargo, promete una gran personalización en sus herramientas para mejorar la funcionalidad y que el usuario aproveche más su tiempo.

La intención de este nuevo navegador se cruza a la distancia con muchos pensadores de la teoría de la libertad, entre ellos Ernesto Sábato, quien es su libro “La robotización del hombre y otras páginas” de 1981, y en específico dentro del texto del artículo “Sobre la necesidad de la filosofía” escribió:
“Yo soy un simple escritor, pero con los años he aprendido que en la base de todo conocimiento tiene que haber un fundamento filosófico. Si no, se corre el riesgo de cometer grandes errores”.